¿Podemos evitar las canas?

Aprovechando la breve entrevista del pasado martes en laSexta Noticias sobre el nuevo tratamiento para las canas (link aquí, minuto 29:00), aclaremos algunas ideas básicas sobre este problema.

 

¿POR QUÉ APARECEN LAS CANAS?

El color del pelo depende de su contenido en melanina, un pigmento natural que se produce en unas células llamadas melanocitos. Estas células están por toda la piel, y en la raíz de cada pelo. Según pasan los años las células acumulan desechos metabólicos (radicales libres de oxígeno y detritus celulares) que dañan a la célula y hacen que funcione cada vez peor. Esto es lo que se conoce como “estrés oxidativo” y es uno de los mecanismos más importantes en el envejecimiento. Los melanocitos dejan de producir melanina y el pelo se vuelve blanco.

2015225225536_1

 

¿PODEMOS EVITAR LAS CANAS?

Las primeras canas aparecen alrededor de los 20-30 años. Progresivamente aparecen más, de tal forma que el 90% de los ancianos tendrán más de la mitad de su pelo cano irremediablemente. Se puede enlentecer este proceso frenando el estrés oxidativo con una dieta rica en antioxidantes, realizando ejercicio físico regular, evitando el tabaco, etc.

Una vez que las canas aparecen ya no se pueden eliminar. El único remedio a día de hoy es el tinte, que no provoca la aparición de más canas, por cierto. Tampoco provoca la aparición de canas arrancarlas o cortalas. Y una mala noticia: tener el pelo canoso no implica estar protegido contra la calvicie. Las personas con canas pueden terminar calvos, lo que está claro es que si no te quedas calvo tendrás canas con el paso del tiempo.

SOBRE EL NUEVO MEDICAMENTO “CONTRA LAS CANAS”

Un estudio publicado en la revista JAMA Dermatology por un equipo de investigación español ha descrito a 14 pacientes que han recuperado el color de su pelo mientras tomaban un nuevo tratamiento contra el cáncer de pulmón. En este estudio se estudiaban a 52 pacientes, así que el porcentaje de pacientes que recuperaron el color del cabello es notable (27%).

Captura de pantalla 2017-08-04 a las 18.30.45

Los fármacos en cuestión son dos: el nivolumab y el pembrolizumab. Los dos bloquean la vía PD-1, un mecanismo de bloqueo de nuestro sistema inmunológico. Cuando se bloquea las defensas de nuestro organismo atacan con más facilidad a las células malignas del cáncer. ¿Por qué son capaces de devolver el color al cabello? No está aclarado, podrían tener un efecto directo sobre la formación de melanina o podrían modificar el sistema inmunológico para que estimulase la pigmentación del pelo.

En cualquier caso, se trata de un efecto secundario descubierto de manera casual. El tratamiento está reservado a pacientes con cáncer y, hasta la fecha, no se ha pensado en una aplicación directa para “teñir” las canas. Sin embargo, este hallazgo nos permite crear nuevas hipótesis sobre el envejecimiento celular, la pérdida de la pigmentación del cabello y su relación con el sistema inmunológico.

Captura de pantalla 2017-08-04 a las 18.28.20.pngVídeo aquí, minuto 29:00.

Anuncios

Inflamación microscópica en alopecia frontal fibrosante


Las alopecias cicatriciales son enfermedades inflamatorias que destruyen el cabello. En la imagen se ve a nivel microscópico un pelo (círculo central blanco) rodeado de bandas de fibrosis, es decir, cicatrización que ahoga al cabello hasta que lo destruye. Alrededor de esta fibrosis se pueden observar células inflamatorias (linfocitos) que son los causantes de esta destrucción. La imagen corresponde a una biopsia de una alopecia frontal fibrosante. Detectar los folículos inflamados que están en riesgo de perderse es muy importante para poder parar la enfermedad a tiempo y evitar la progresión de la alopecia. 

FOLICULITIS DECALVANTE


Unas las causas de alopecias permanentes más frecuentes es la foliculitis decalvante. Especialmente entre varones jóvenes, de alrededor de 30 años de edad. Suele aparecer en el área de la “coronilla” o hacia la nuca, y si no se controla con el tiempo avanza hacia delante de forma difusa. 

La enfermedad tiene periodos de actividad con formación de heridas y acúmulo de pus superficial (imagen más inferior) que destruyen la raíz del cabello. Pueden dejar zonas de cicatrices más o menos amplias (imagen superior). Es frecuente que el proceso concentre las raíces del cabello en una única salida (lo que se conoce como pelos “en penacho”, imagen central).

Es esencial detectar este proceso en sus etapas más iniciales y poner un tratamiento que contenga la inflamación durante los brotes y evite la pérdida de cabello. Los periodos de actividad, es decir, inflamación y destrucción de cabello, pueden detectarse por la presencia de molestias locales (picor, escozor incluso dolor) y gracias a un análisis tricoscópico identificando signos inflamatorios (micropústulas, descamación e inflamación alrededor de la raíz del folículo).

Las diferentes caras de la alopecia frontal fibrosante

La alopecia frontal fibrosante es probablemente el tipo de alopecia cicatricial más frecuente. Su afectación es muy característica: se produce un retroceso del cabello dejando una cicatriz lisa y aclarada en la frente y se suelen perder las cejas en mayor o menor medida.

Gracias al trabajo de investigación en este campo se han podido identificar diferentes subtipos de alopecia frontal fibrosante según sus características. Precisamente uno de estos trabajos ha sido publicado en la revista científica europea de dermatología (link aquí) por nuestro equipo de investigación del Hospital Ramón y Cajal (#tricoHRC), coordinado por el Dr Óscar Muñoz. En este estudio identificamos 3 patrones básicos de alopecia frontal fibrosante: lineal, en zig-zag y en doble línea.

PATRÓN LINEAL

El patrón lineal es el subtipo más frecuente de alopecia frontal fibrosante (49% de los casos). Se caracteriza porque el cabello se pierde dejando un frente homogéneo, en línea. Asocia pérdida de cejas con mucha frecuencia cuando no se trata. La respuesta al tratamiento es buena.

PATRÓN EN ZIG-ZAG

Este sería el segundo subtipo más habitual en la alopecia frontal fibrosante (45%). Aparece cuando el cabello se pierde de manera difusa en la zona más anterior. Se debe descartar una alopecia androgénica (calvicie común) que puede hacer que un patrón lineal tenga este aspecto. Suele asociar pérdida de cejas, aunque no siempre. Responden a tratamiento, pero requieren revisiones clínicas con más frecuencia.

PATRÓN EN DOBLE LÍNEA

Es el subtipo menos frecuente en la alopecia frontal fibrosante (6%). En este caso la alopecia avanza de forma lineal pero dejando respetada una banda de cabello inicial (que llamamos “pseudo-flequillo”). Las cejas suelen mantenerse en la mayoría de los casos y la respuesta al tratamiento es excelente.

 Este mismo mes se ha publicado en la revista científica americana de dermatología un trabajo que describe más subtipos de alopecia frontal fibrosante (link aquí). Todos muy poco frecuentes y con un significado indeterminado a día de hoy. Estos patrones serían:

  • Patrón pseudoalopecia androgénica (AGA-like): Presente en menos del 10% de las pacientes. Se caracteriza por un retroceso más marcado en la zona de las entradas, simulando a una calvicie común. Una vez más sería importante descartar una alopecia androgénica concomitante.
  • Patrón en escarapela (“cockade”): Menos del 3% de los pacientes lo tendrían. En este caso la alopecia fibrosante aparece de forma circular en el área de las patillas, por delante de las orejas.
  • Patrón en ofiasis: Sólo en el 5% de las pacientes. La alopecia frontal fibrosante afectaría al área de la nuca y del margen inferior del cuero cabelludo, sin aparición en la zona frontal. Simula a una alopecia areata ofiásica (en la misma localización).

EN CONCLUSIÓN:

Cada vez conseguimos ser más específicos en el diagnóstico de la alopecia frontal fibrosante. Este tipo de clasificaciones nos ayudan a personalizar el tratamiento para cada paciente y a aportar mejor información sobre su pronóstico.

Pápulas faciales en alopecia frontal fibrosante

Las pápulas faciles son pequeños ‘granitos’ que pueden aparecer en las pacientes con alopecia frontal fibrosante. Dan un aspecto rugoso a la piel de la cara, que a veces puede ser muy marcado. Hasta hoy no existe un tratamiento efectivo. El Dr @rodrigopirmezdermatologia ha publicado la posibilidad de tratarlas con isotretinoína oral, un tratamiento clásico del acné. Podría ser una buena opción en algunos casos seleccionados. ⠀

Tricotilomanía

Se conoce como ‘tricotilomanía’ al trastorno obsesivo-compulsivo en el que uno mismo se arranca el pelo de forma involuntaria. En ocasiones el cuadro puede ser muy aparatoso, y crearse además de zonas despobladas de pelo áreas con heridas y úlceras autoprovocadas. Está reconocido como una enfermedad psiquiátrica y puede tratarse según ecl perfil del paciente. Grant et al.

Alopecias autoinmunes: ¿arriba o abajo?

Las enfermedades autoinmunes ocurren cuando nuestro sistema inmunológico comienza a atacar órganos concretos de nuestro cuerpo, en vez de preocuparse de defendernos de microorganismos externos o tumores. Uno de los órganos que se puede afectar es el folículo piloso, el pelo. Cuando el sistema inmune ataca al cabello se produce casi siempre la pérdida del pelo en una zona, dejando áreas de alopecia en la cabeza o en cualquier zona del cuerpo. El grupo de las alopecias autoinmunes es amplio y abarca patologías muy diferentes entre sí. Desde la alopecia areata hasta el lupus discoide. Los mecanismos por los que el sistema inmunológico se confunde y ataca al folículo piloso son desconocidos. De hecho, el pelo se considera un órgano con “privilegio inmunológico”, es decir, un órgano del cuerpo que pasa desapercibido por nuestro sistema inmune en condiciones normales.

Podemos dividir las alopecias de origen autoinmune en dos grupos: las cicatriciales y las no cicatriciales. Las alopecias cicatriciales son aquellas que después de la reacción inflamatoria producida por el sistema inmune producen una cicatriz, por lo que la alopecia en esa zona será permanente. Las alopecias no cicatriciales por el contrario no dejan una cicatriz y el pelo puede volver a aparecer. ¿De qué depende que sea cicatricial o no? Pues uno de los motivos es si la inflamación del folículo piloso se produce arriba o abajo.

A grandes rasgos, la raíz del pelo tiene una región arriba (más cerca de la superficie) llamada itsmo y otra más abajo llamada bulbo. En el itsmo se encuentra una zona muy especial que se conoce como bulge (en español se le llama protuberancia), y todos los investigadores tienen la mirada puesta en este punto porque es donde viven las células madre que reproducen el pelo en cada ciclo después de que caiga, como ya hemos hablado en este blog.

Si la inflamación se produce arriba: se daña el itsmo y también el bulge. Así que las célula madre del pelo no podrán reproducir un nuevo tallo tras la caída y quedará una cicatriz. Esto sucede en el lupus discoide, la alopecia frontal fibrosante y el liquen planopilar, entre otras alopecias. Si la inflamación se produce abajo: se daña el bulbo, pero las célula madre del pelo quedan intactas y formarán un nuevo tallo cuando cese la inflamación. Esto sucede en la alopecia areata, por ejemplo.

captura-de-pantalla-2016-09-22-a-las-18-01-02

Este factor tan simple, la localización de la inflamación, determina de manera radical el tipo de alopecia autoinmune y su pronóstico a largo plazo. Si ocurre abajo podemos esperar que salga de nuevo el cabello, si es arriba a día de hoy es imposible regenerar el cabello. ¿Por qué nuestro sistema inmune elige uno u otro sitio del folículo para atacarlo? Una buena pregunta para investigarlo…

 

 

 

 

¿Por qué investigación?

Cuando pensamos en la medicina solemos relacionarla con enfermedades y médicos que curan. Durante la carrera de medicina y posteriormente en la residencia de dermatología he descubierto que muchas veces las enfermedades no desaparecen, pero se pueden controlar; que los médicos a veces no curamos, pero que podemos mejorar la vida de nuestros pacientes notablemente.

Afortunadamente los médicos no nos contentamos con esto y nuestra vocación científica nos anima a buscar una solución definitiva para los problemas de nuestros pacientes. En los últimos años la dermatología ha avanzado enormemente en cada uno de sus campos gracias a los avances en investigación. En este blog se presentarán algunos de los últimos avances más llamativos.